Buenos Aires: Un auto quedó «colgando» del segundo piso de una concesionaria

Un automóvil quedó literalmente colgando del segundo piso de un concesionario de la localidad bonaerense de Acassuso y el conductor tuvo que ser rescatado por personal de bomberos.

El insólito incidente, con ribetes cinematográficos, se produjo en el local de venta de automotores que la empresa Russoniello SA posee en la avenida Santa Fe 999, esquina Mariano Ezpeleta, en esa localidad del norte del Gran Buenos Aires.

Producto de una mala maniobra probablemente, el conductor perdió el control del rodado de color blanco y de marca Volkswagen, que rompió un ventanal con la trompa, quedó colgando en las alturas y por milagro no cayó a la vereda.

La persona que lo manejaba tuvo que ser rescatada por bomberos que acudieron al lugar, después de haber sido alertados del incidente que se había producido.