Con 83 años, violó la cuarentena para ir a tomar sol al parque

Una anciana de 83 años rompió la cuarentena obligatoria dispuesta, por el Gobierno nacional para intentar frenar el avance de coronavirus, para ir a tomar sol a los Bosques de Palermo, en Buenos Aires.

Al verla salir de su casa, los vecinos denunciaron a la anciana, quien alrededor de las 15:00 se fue con una reposera al espacio verde ubicado en Avenida del Libertador.

Al arribar al lugar en cuestión oficiales de la Policía de la Ciudad le pidieron que se fuera a su casa y ella respondió: «Esperen hasta las 15:20».

«Señora, por favor colabore«, le suplicó un efectivo de la fuerza porteña.

«Colabore usted conmigo, que soy una vieja que necesita aire y sol. Usted debería ser una persona bondadosa, no una persona que viene a hincharme para jorobar, porque no le hago mal a nadie ni estoy contagiando a nadie«, respondió la anciana.

«No quiero llevarla detenida, vaya a su casa«, suplicó el oficial. «Esperá hasta las 15.20. Tengo mi barbijo y mis guantes, no toco ni la puerta de calle», agregó la mujer mientras los oficiales buscaban a una colega de la fuerza que pudiera detenerla.

La señora finalmente levantó sus cosas y se retiró del lugar a las 15:20, una vez que hubiera tomado sol y aire.

La anciana fue notificada por incumplimiento del artículo 205 del Código Penal y decidió abandonar la plaza y regresar a su casa acompañada por uno o dos policías.
 

«Es una gran estupidez de parte de la Policía. En vez de hacer lo que tiene que hacer (la Policía] está vigilando el pasto. Yo me estoy recontra cuidando, lo malo es estar encerrada sin poder respirar, porque no tengo balcón. Hice lo mismo el sábado pasado y lo voy a hacer cuantas veces quiera porque necesito sol y aire», precisó Sara.