En enero, una familia necesitó $56.459 para no ser pobre

Una familia conformada por dos adultos y dos menores necesitó en enero un ingreso mínimo de $56.459 para no ser pobre, cifra que experimentó un aumento del 4,2%, por encima de la inflación general, según informó el INDEC.

La canasta alimentaria (CBA) para una familia tipo -que determina si el grupo es indigente- se ubicó en $23.722, con lo que experimentó un aumento del 4,6%, superior al 4% informado por el INDEC para todo el mes.

El instituto señaló que la variación interanual de la canasta alimentaria fue del 44%, mientras que la que se integra con otros artículos de primera necesidad registró un alza del 39,8%.

El costo de la canasta básica casi triplica el monto del salario mínimo de $20.587 y el de un haber básico jubilatorio, que se ubica en $19.035.

Para no caer en situación de pobreza, una familia formada por dos adultos y dos menores, que no paga alquiler, debió tener ingresos diarios por alrededor de $ 1.900.

El INDEC informó que para una familia de tres miembros, el costo de la Canasta Total llegó en enero a $44.947, y la Alimentaria a $18.885.

Estos números reflejan la variación del rubro Alimentos y Bebidas no Alcohólicas de enero que mide el organismo público y que experimentó en ese período un incremento del 4,8%, la segunda variación en importancia dentro del mes.