Entró a robar en una zapatería y murió al forcejear con el dueño del local

Un ladrón de unos 60 años murió tras entrar a robar en una zapatería del barrio porteño de Flores, mientras que el dueño del local resultó herido de un balazo.

Cuando efectivos de la Policía se entrevistaron con el dueño del local, éste les explicó que momentos antes había ingresado un delincuente que simuló ser un cliente y que lo apuntó con un arma de fuego para robarle la recaudación.

El damnificado agregó que comenzaron a pelearse y el delincuente lo hirió con un balazo en la mano y que mientras forcejeaban se chocaron con la vidriera. Como consecuencia del impacto, y según las fuentes, el delincuente cayó inconsciente al piso.

Cuando personal del SAME llegó al lugar, constató la muerte del ladrón y asistió al damnificado que estaba herido y lo trasladó al Hospital Piñero con diagnóstico de «herida de arma de fuego en mano izquierda con orificio de entrada y salida, y lesiones múltiples en el rostro».

En el interior del comercio, personal de la Comisaría Vecinal 7C, encontró en la puerta el cuerpo del ladrón y junto a él un revólver calibre 32 largo.

En un bolsillo de la campera el sujeto tenía una navaja y una bolsa de tela con cuatro precintos negros.

Fuente: Noticias Argentinas.