Imposibilitados de pagar el alquiler, peligra la continuidad del Albergo Ético

Se trata de un hostel donde trabajan nueve jóvenes con Síndrome de Down. El objetivo del proyecto es lograr la inclusión laboral y buscar la autonomía de quienes trabajan en el espacio que funciona desde hace un año.

Sin embargo, la continuidad está en peligro ya que en marzo finaliza el contrato de comodato del lugar y quienes lo administran no saben si podrán continuar con la iniciativa.

El balance es negativo. En enero hubo ocupación, sin embargo en febrero bajó el nivel. Los gastos inesperados de los propietarios jugaron en contra de los que alquilan el hostel para tal uso.

En abril se definirá la continuidad, pero teniendo en cuenta lo recaudado en la temporada y los costos fijos, el panorama es complicado.

Foto: Gentileza.