Jubilado murió apuñalado y su hijo permanece prófugo

Un hombre de 75 años falleció este jueves tras recibir varias puñaladas por su hijo de 50 años quien por el momento permanece prófugo en Córdoba.

El caso de violencia intrafamiliar sucedió en una vivienda de barrio
Güemes de la capital cordobesa.

Los cuantiosos golpes en el cuerpo y la cabeza derivaron la internación del hombre a la clínica Vélez Sársfield, donde finalmente falleció.

Por el caso hay un único imputado, quien permanece prófugo del poder judicial, acusado del delito de “homicidio calificado por el vínculo”.