Menor de 16 años organizó una fiesta clandestina con 150 invitados

La Policía de Corrientes interrumpió en la madrugada de este domingo una fiesta clandestina en un domicilio particular de la que participaban más de 150 personas y en la que el anfitrión era un adolescente de 16 años.

La fiesta terminó alrededor de las 3:30 cuando efectivos policiales del Grupo de Respuesta Inmediata Motorizada IV llegaron alertados por la música a un domicilio ubicado por calle Irupé al 700 en el barrio Madariaga, de la ciudad de Corrientes.

En el lugar, el personal policial constató la presencia de gran cantidad de jóvenes, la mayoría menores de edad, y numerosos envases de bebidas alcohólicas.

Según indicaron fuentes policiales, la fiesta fue organizada por un adolescente de 16 años en ausencia de sus padres.

Más tarde se presentó ante la policía el padre del menor, quien dijo desconocer la organización del evento.

Por el hecho, se inició una causa judicial por infracción al artículo 205 del Código Penal en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus.