Para especialistas, la inflación sigue alta y podría superar el 50% anual en 2021

La inflación que impacta sobre el bolsillo de los argentinos podría superar el 50% anual en 2021, lo que tendría una fuerte incidencia en el avance de la pobreza y la indigencia, advirtieron analistas y estudios económicos.

La estimación sobre inflación para 2021 responde a la aceleración de precios que se viene registrando desde los últimos cuatro meses, advirtió un análisis del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano.

De acuerdo con estimaciones del economista de Consultora Ledesma Gabriel Caamaño, la inflación interanual de marzo se ubicó ya en torno al 41,3%, el nivel más alto al menos desde agosto del año pasado.

En tanto, el director ejecutivo en la Fundación Libertad y Progreso, Aldo Abram, tampoco ve posibilidad de que la inflación vaya a desacelerar con fuerza para llegar a la previsión del 29% anual que indica el Presupuesto 2021.

«Es preocupante lo que se observa en el índice de pobreza de los trabajadores porque, en definitiva, lo que está marcando fundamentalmente es el impacto del impuesto inflacionario sobre los ingresos de aquellos que encima tienen la suerte de tener trabajo», señaló.

Según el índice de Pobreza de los Trabajadores (que elabora la Fundación Libertad y Progreso en base a fuentes oficiales), aumentó en enero 0,1% la cantidad de trabajadores que se han acercado a la línea de la pobreza respecto del mes anterior y se incrementó 8% en comparación con enero de 2020.

De hecho, el relevamiento de expectativas que realiza el Banco Central entre los analistas del mercado proyecta que la inflación minorista para diciembre de 2021 se ubicará en 48,1%», destacó el director del CENE, Víctor Beker.

El economista agregó que «ese parece un pronóstico más realista que el anunciado en el presupuesto nacional para este año, habida cuenta de la necesidad de realinear los precios relativos, particularmente los de los combustibles y las tarifas de los servicios públicos».

Para Beker, ya no se trata de saber si la inflación anual alcanzará al 29% estimado por la autoridad económica, sino si se podrá evitar que vuelva a un nivel cercano al 53,8% registrado en 2019.