Se reunieron a comer un asado en plena cuarentena y fueron detenidos

Diez personas, una de ellas menor de edad, fueron detenidas por la Policía de Córdoba por violar la cuarentena obligatoria, cuando comían un asado para celebrar la ejecución de una yerra (tradición de marcar con hierro a las ganados) en un campo en cercanías de la localidad de Hernando, del departamento Tercero Arriba.

Los mayores de edad apresados son todos productores agropecuarios y el festejo lo llevaban a cabo en la zona rural de Campo Bara, a 15 kilómetros de la ciudad de Hernando, al sureste de esa provincia.

Los infractores fueron denunciados por vecinos, ya que violaban el aislamiento obligatorio por la pandemia de coronavirus, al encontrarlos en plena «celebración» tras ejecutar una yerra en uno de los campos (la yerra es el acto de marcación del ganado utilizando un hierro caliente).

Los productores contaban con el permiso para desempeñar actividades laborales agropecuarias, en forma particular y con los recaudos prescriptos, ya que las tareas rurales están exceptuadas por el decreto de aislamiento.

Sin embargo, desconocieron la expresa prohibición de realizar reuniones sociales, como el «tradicional asado» posterior a la actividad de la yerra.

En consecuencia, y tras receptar las denuncias de vecinos en la zona rural, las fuerzas policiales procedieron a detenerlos y trasladarlos a la comisaría de Hernando.

La Fiscalía de Instrucción de Feria de la ciudad de Río Tercero, a cargo de Alejandro Carballo, ordenó la imputación de los nueve mayores y tramitación judicial correspondiente para el caso del menor de edad.
 

Los productores agropecuarios fueron imputados, prontuariados y fichados, y, según corresponde, fueron liberados a última hora de la tarde del sábado.