Según Unicef, el 63% de menores de edad terminará el año en situación de pobreza

Más de ocho millones de niños, niñas y adolescentes de la Argentina serán pobres a fin de año, el 63% de la población incluida en ese segmento social, según un informe divulgado por la sede local de Unicef.

Con esta estimación, a lo largo de 2020, un año marcado por la pandemia del coronavirus, se producirá un aumento de 1.300.000 chicos y chicas con relación a fines de 2019, de acuerdo con el relevamiento del organismo dependiente de la ONU.

Los datos corresponden a la nueva estimación de la pobreza infantil en el país que refleja el impacto que tuvo la pandemia en las variables sociales.

Las nuevas estimaciones del organismo alertan que, entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020, la cantidad chicas y chicos pobres pasaría de 7 a 8,3 millones.

«El coronavirus afecta la vida de los chicos y las chicas de todas las clases sociales, pero en las familias más pobres el impacto es mucho mayor«, afirmó Sebastián Waisgrais, especialista en Inclusión Social de UNICEF.

Agregó que «en el 15% de los hogares encuestados se tuvo que recurrir a algún préstamo o fiado por parte de algún comercio para comprar alimentos».

Según las proyecciones de Unicef Argentina, en diciembre próximo, el porcentaje de niños y niñas pobres alcanzaría el 62,9%, de acuerdo con los cálculos efectuados en base a datos oficiales del INDEC y pronósticos del Producto Bruto del FMI.

La encuesta Unicef muestra que, más allá de la apertura de actividades, de la flexibilización de la cuarentena en parte del país y del programa de asistencia al trabajo y a la producción, hay 2,6 millones de hogares que tienen sus ingresos laborales reducidos.