Segunda ola en Argentina: «Estamos en un momento crítico»

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, advirtió que «está en aumento» la circulación de las nuevas cepas de coronavirus en el país y reconoció que la Argentina está «en un momento crítico, no sólo desde lo sanitario, sino también desde lo social, lo emocional».

«La verdad es que es el mensaje más difícil que me toca dar desde que empezó la pandemia. Estamos en un momento crítico, no sólo desde lo sanitario, sino también desde lo social, lo emocional», comenzó la funcionaria nacional. En conferencia de prensa en Casa Rosada, la integrante del Gabinete señaló que «la situación es delicada» ante la segunda ola.

«Estamos preocupados. El sistema de salud está en tensión. La situación no es la misma que en 2020. El aumento acelerado hace que se haya puesto en tensión sobre todo las camas de terapia intensiva», afirmó. Y agregó: «Tenemos variantes de preocupación circulando en la Argentina. Ha aumentado al 10% el porcentaje de las variantes del Reino Unido y Manaos. No están circulando en forma predominante, pero están en aumento y eso es una preocupación».

Ante el feroz incremento de los contagios en los últimos días, la integrante del Gabinete señaló que «las únicas medidas que son efectivas son las que se cumplen» y pidió «postergar toda actividad que no sea prioritaria». 

«Hagamos lo mínimo indispensable. Posterguemos toda actividad que no sea prioritaria: sólo salgamos a trabajar, a realizar las actividades indispensables, a llevar a los chicos a la escuela», manifestó.

E insistió: «Vamos a tener que postergar festejos, cumpleaños, bautismos, reuniones sociales y de amigos: es clave para disminuir la transmisión».

Al ser consultada sobre la posibilidad de que se profundicen las medidas de restricción, la ministra explicó: «No hay ninguna duda y hay un consenso absoluto de que todavía necesitamos unos días para ver el impacto de estas medidas. Los casos que estamos viendo ahora son de diez días antes de haber implementado las medidas. El número de casos no va a ser un parámetro individual para poder tomar las decisiones, sino una serie de indicadores, como la velocidad de aumento, la ocupación de camas de terapia y el cumplimiento de las medidas».

«Se está evaluando permanentemente y en el momento que sea oportuno y consensuado vamos a definir si hace falta tomar alguna medida más y en qué momento para poder fortalecer las que ya se implementaron y tratar de lograr estos objetivos», añadió.