Siguen activos los incendios: los vientos y la sequía complican la situación

Continúan los incendios en distintos puntos de la provincia de Córdoba, donde más de 300 bomberos trabajan incesantemente para combatir las llamas que desde hace 11 días arrasan con todo a su paso.

El panorama es desolador y las condiciones climáticas empeoran la situación: máxima de 30 grados, baja humedad y viento intenso con ráfagas en horas de la tarde de este martes.

Las zonas de Ischilín y el norte del Valle de Punilla, siguen siendo las más golepadas: “Tenemos 150 bomberos en el terreno con la asistencia de camiones cisterna y autobombas. También trabajan siete aviones hidrantes de la Provincia y Nación, y tres helicópteros”, dijo el director de Defensa Civil, Diego Concha.

Además informó que persiste un foco importante, de unos 3.500 metros, en la zona de Capilla del Monte. Y en la región de La Calera, Cosquín, San Roque y Bialet Masse, continúan combatiendo las llamas 100 bomberos voluntarios.

En tanto que el incendio en Pan de Azúcar está contenido, y se trabaja en guardia de cenizas.

Por estas horas, bomberos trabajan en cercanías de La Calera, Unquillo, Mendiolaza, Villa Allende para contener el avance de las llamas. Están en proceso otros dos focos de incendio en Achiras y Capilla del Monte.

Cabe recordar que el riesgo por incendios forestales en la provincia es extremo.