Cuando transcurría el partido de Argentina – Bolivia, una familia fue sorprendida por tres delincuentes que actuaron violentamente en la carnicería de barrio Pueyrredón de la ciudad de Córdoba.

Ocurrió en la noche de este jueves, cerca de las 21.30, cuando la dueña del comercio se encontraba con su hija y un empleado, cerrando el local. En ese momento, los ladrones ingresaron para llevarse dinero y apuntaron en la cabeza a la pequeña nena de cuatro años.

“Fue más o menos a las 21.20. Estábamos cerrando, entraron y sacaron el revólver. Me llevaron a la caja y le arrancaron el celular de la mano a mi hija. Nos llevan para atrás a mí y al empleado con mi hija. Pensaban que el empleado era mi marido y amenazaban que iban a matar a mi hija. Sólo pedí a Dios que no ocurriera”, dijo la damnificada.

Los delincuentes actuaron con mucha violencia, les pusieron precintos y los dejaron encerrados en el baño.

“Fue algo muy feo, ellos venían a violentar. Pensaban que el cliente era mi marido y lo amenazaron con mi hija”, contó la dueña del local. “Nos encerraron adentro del baño, y no teníamos cómo comunicarnos. Empezaron a aparecer todos los vecinos y nos pudieron sacar porque no podíamos salir. Ataron a mi empleado, estoy embarazada de casi cinco meses. Fue algo feo. Aparte venían a violentar, a ser agresivos. Nos apuntaron a todos con el revólver, incluso a mi hija. Lo único que pido es seguridad. Estamos muy solos, es una zona muy liberada, no había nadie en ese momento”, dijo.

Los vecinos de la zona aseguran que hay mucha inseguridad y reclaman mayor presencia policial. Hasta el momento no hay detenidos.