Tras el paso del fin de semana largo por el aniversario del Paso a la Inmortalidad del General José de San Martín, Barrio Güemes amaneció nuevamente inundada de basura.

Las decenas de bolsas de residuos saturaron los contenedores de la zona e incluso varias de ellas terminaron destruidas sobre las veredas.

Esto se debió al intenso movimiento del polo gastronómico y pese a que no había servicio de recolección, muchos sacaron la basura.

Según señalaron los vecinos, este problema es habitual y afirmaron que se da por la gran cantidad de bares y restaurantes que hay en el barrio.