Durante este fin de semana largo, la Policía y la Municipalidad de Córdoba realizaron múltiples operativos y lograron clausurar dos fiestas clandestinas.

Pese al incremento de las flexibilizaciones, se siguen realizando eventos que no cumplen con el vigente decreto nacional.

Según informaron, uno de los operativos tuvo lugar en el club deportivo social “Los Carreros”, en barrio Las Palmas, donde debieron desalojar a más de mil personas.

En ese procedimiento se le labró un acta a un joven de 23 años y se secuestraron parlantes, consolas y una computadora.

Mientras que el otro evento fue en el callejón al Quebrachal, a la altura de avenida Las Malvinas, en barrio 1° de Julio, donde había unas mil personas aglomeradas en una carpa de circo.

Desde la Policía informaron que los asistentes fueron desalojados y la carpa fue clausurada. No hubo detenidos.