En abril, una familia tipo necesitó $62.958 para no ser pobre

Una familia tipo necesitó $62.958 para no caer en la pobreza durante abril, cuando la canasta básica subió 3,4%, informó este martes el INDEC.

En el caso de la canasta alimentaria, el alza fue aún mayor, del 3,9%, al alcanzar los $26.677. En un año, la canasta básica total subió 49,1%, mientras que la alimentaria se elevó 47,8%.

Ambas canastas se ubican por encima de la inflación de los últimos doce meses, que fue 46,3%. En el primer cuatrimestre, la canasta básica aumentó 16,1% y la alimentaria un 17,6%.

El aumento de abril en las dos canastas fue inferior al alza del índice de Precios al Consumidor (IPC), que en ese mes fue del 4,1%.

Para no caer en situación de pobreza, una familia formada por dos adultos y dos menores, que no paga alquiler, debió tener ingresos diarios por alrededor de $2.031.

El INDEC informó que para una familia de tres miembros, propietarios de la vivienda que ocupan, el costo de la Canasta Básica Total llegó en abril a $60.957,54 y para un grupo familiar de cinco integrantes ese valor se eleva a $66.217,48.

En el caso de la canasta básica alimentaria, un grupo familiar de tres miembros, para no caer en la indigencia necesitó ingresos mensuales por $21.238, mientras que para una de cinco integrantes el costo subió a $26.676. .

Para una persona adulta, en abril último el costo de la Canasta Básica Total se ubicó en $20.374 y el de la alimentaria en $8.633.

Desde diciembre último, el costo nominal de la CBT aumentó en $20.394, mientras que el alza de la CBA fue de $8.780.

Según el INDEC, la canasta básica alimentaria tiene en cuenta los requerimientos calóricos y proteicos imprescindibles para que una persona adulta cubra durante un mes sus necesidades, mientras que la básica total incluye otros artículos y el gasto en servicios públicos.