Fin de semana con fiestas clandestinas en Córdoba: participaron más de 500 jóvenes

Este fin de semana fueron clausuradas dos fiestas clandestinas de las que participaron unos 550 asistentes, en su mayoría jóvenes de entre 20 y 30 años, en Córdoba Capital.

Uno de los eventos se desarrolló en barrio Guiñazú, en el norte de la ciudad, en un predio al que sólo se podía acceder en vehículos particulares o en taxis. La entrada costaba 500 pesos y asistieron unas 350 personas. Tenían acceso a baños químicos, heladeras con bebidas alcohólicas y tablones dispuestos como mesas.

“Esto se realizó en una zona de casas quintas. Se trató de una fiesta de magnitud, con logística, luces, consola de sonido, máquina de humo, gran cantidad de bebidas, baños químicos y cobro de entrada, de acuerdo con lo que relató uno de los asistentes”, precisó el director de Espectáculos Públicos municipal, Julio Suárez.

Por otro lado, en Barrio Parque Liceo, también en el norte de la ciudad, se trató de una fiesta en una casa particular a la que concurrieron unos 200 jóvenes.

“Lo que observamos es que se rompió la tendencia en cuanto a que había una disminución de la cantidad de fiestas y de los asistentes, con reuniones de 25 personas, pero ahora nos encontramos con fiestas en casas, como en Parque Liceo, de 250 asistentes”, dijo el funcionario municipal.