En 2022, la economía crecerá 4%, la inflación alcanzará al 33% y el dólar se ubicará en $131,10, de acuerdo con el proyecto de Presupuesto Nacional que el Ministerio de Economía presentó al Congreso.

La iniciativa ingresó en la medianoche del miércoles en el Parlamento, en medio de la crisis política que sacude el Gobierno tras el traspié en las elecciones primarias.

El proyecto -denominado oficialmente Ley General de Gastos y Cálculo de Recursos de la Administración Pública Nacional- también contempla que el déficit fiscal rondará el 3,5% del PBI, el consumo privado crecerá 4,6% y la inversión, 3,1%.

En cuanto al comercio exterior, se estima una suba del 7,5% en las exportaciones y del 9,4% en las importaciones. En materia de recaudación fiscal, el Presupuesto 2022 contempla ingresos totales por $15,7 billones, un 45,3% por encima de los $10,7 billones que se esperan para 2021.

El déficit financiero, que incluye los pagos de la deuda, se estimó en 5,4%. Por su parte, el gasto público aumentará del 2,3% a un 2,4%, según el proyecto elaborado por el Palacio de Hacienda.

Con respecto a la fuentes de financiamiento, para el año próximo se aguarda una emisión de 1,8% ($1,08 billones); fondos de organismos 1,1% ($681.849 millones) y títulos públicos por 2% del PBI ($1,2 billones).

También están contemplados los subsidios a las tarifas de servicios públicos: alcanzarán al 1,8% del PBI, que podría reducirse en un 0,3% una vez que se implemente el esquema de segmentación tarifaria, que está elaborando el Ministerio de Economía.

En tanto, la partida presupuestaria para obra pública alcanzará al 2,4% del PBI, un 1,8% mayor a la de este año. Otro punto significativo del proyecto es que durante 2022 no habrá pagos de capital al FMI, que -según estimaciones del Presupuesto- equivaldrían al 4% del PBI, unos U$S 17.800 millones.

Tanto el presidente Alberto Fernández como el ministro de Economía, Martín Guzmán, descuentan que habrá un acuerdo con el Fondo Monetario, que libere al Estado de pagar aquel monto.

Desde el Ministerio de Economía aseguraron que los compromisos de pago pactados con el Fondo bajo la gestión de Mauricio Macri eran “insostenibles”, y añadieron que para concretar ese pago era necesario reducir a cero la obra pública y los subsidios, no adquirir vacunas y recortar gastos en educación y en salud.

En esa línea, Fernández -en el acto de presentación de la Ley de Hidrocarburos que encabezó junto a Guzmán- declaró: “presentamos el Presupuesto dando por cierto que el año que viene no tenemos que cumplir compromisos externos, pero la realidad eso exige seguir adelante una negociación con el Fondo, conseguirla, lograrla, pero lo cierto es que si ese acuerdo no existiera, deberíamos hacer frente al pago de U$S19 mil millones el año entrante”.

“La realidad nos exige seguir adelante con el FMI. Si ese acuerdo no existiera, las condiciones serían otras; sería distinto en las posibilidades que tiene el Estado en promover el desarrollo que queremos promover y se vería afectada la obra pública, la educación, la salud, el crédito para la empresa”, resaltó el Jefe de Estado.

En este marco, fuentes del Palacio de Hacienda declararon que para elaborar el proyecto de Presupuesto se tomaron en cuenta la crisis macro “agravada por la deuda insostenible” y la crisis sanitaria, por la pandemia.

Economía había iniciado en abril la elaboración del Presupuesto 2022, a la vez que anunciaba el diseño de un Presupuesto plurianual 2022-2024, para “consolidar el crecimiento económico y mejorar las condiciones de vida de los argentinos”.