Trágicas inundaciones en Tokio: dos muertos y una veintena de desaparecidos

Dos personas murieron y una veintena están desaparecidas por un deslizamiento de tierra que sepultó varias viviendas en el centro de Japón tras días de intensas lluvias, informaron hoy las autoridades locales.

“Debido a la acción de lluvias torrenciales, el terreno cedió y saltó la avalancha. A su paso barrió casas y habitantes” y cortó una carretera nacional, dijo a la prensa el gobernador del departamento de Shizuoka, Heita Kawakatsu.

El deslizamiento ocurrió en torno a las 10H30 locales, las 22.30 de ayer de la Argentina, precisaron las autoridades.

Imágenes de televisión mostraron un torrente de barro que arrasó casas y sepultó otras en la ciudad costera de Atami, en el suroeste de Tokio, donde los habitantes huían tratando de ponerse a resguardo.

“Escuché un terrible ruido, y vi como descendía una avalancha de barro, mientras algunos trabajadores urgían a la gente a evacuar. Yo también corrí para ponerme a salvo en altura. Cuando volví habían desaparecido casos y automóviles”, dijo un testigo a la cadena pública NHK.

El primer ministro Yoshihide Suga anunció que los servicios de urgencia y las fuerzas de autodefensa japonesas –nombre oficial del ejército– habían iniciado operaciones de rescate y evacuación, pero advirtió que se esperan todavía más lluvias torrenciales.

“Tenemos que mantener un nivel de alerta máximo”, afirmó tras una reunión de urgencia.

Atami registró en 48 horas hasta la madrugada de este sábado lluvias por 313 milímetros, una cifra superior a la media anual de 242,5 mm que suele tener para todo el mes de julio, según NHK.

La ciudad, ubicada en la región rural de Shizuoka, está a unos 90 kilómetros de Tokio, y es conocida por sus aguas termales.

En tanto, unas 2.800 casas permanecen sin electricidad, según la empresa eléctrica Tepco.