El conductor de un automóvil Renault Sandero perdió el control de su vehículo y terminó dentro de una vivienda en barrio Argüello de Córdoba.

De milagro, la familia que se encontraba durmiendo en el interior de la casa, se salvó de milagro, pese a que la habitación quedó totalmente destruida. En ella, se encontraban cinco personas, un bebe que quedó encerrado entre los ladrillos y resultó ileso.

Según las primeras hipótesis el conductor habría perdido el control de su vehículo en la rotonda: “No lo puedo creer, estábamos dormidos todos y de repente vemos una luz blanca que estaba encima nuestra. Según dijo el conductor se le cortó la dirección pero para nosotros venía muy fuerte”, sostuvo uno de los damnificados.