Una familia necesitó casi 67 mil pesos para no ser pobre

El dato se desprende del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. De esta forma, la canasta básica se incrementó en los últimos 12 meses un 51,8%. Por otra parte, la canasta alimentaria se ubicó por encima del 57%.

Según los datos relevados por el Indec, la canasta básica aumentó un 3,2% en el mes de junio, así, una familia tipo necesitó 66.488 pesos para no ser pobre.

Desde el mes de enero de este año hasta junio inclusive, la canasta básica subió 22,7% y la alimentaria 25,3%, frente a una inflación que llegó también al 25,3% en el primer semestre del año.

En los primeros seis meses del año, el costo nominal de la canasta total aumentó $22.678, mientras que el alza de la alimentaria fue de $10.384.