Una mujer policía resultó mordida por un delincuente que posteriormente fue detenido en pleno centro de la ciudad de Córdoba.

El episodio ocurrió cuando el hombre se encontraba dañando una vidriera de un local de ropa para ingresar a robar. En ese momento, la policía pidió que se identifique pero al negarse, se procedió a la reducción de la persona.

Fue en ese momento de forcejeo, que el ladrón mordió en el antebrazo derecho a la oficial Natalia Figueroa, quien debió ser trasladada al Policlínico Policial.

Ocurrió este jueves cerca de las 20, en la calle Buenos Aires al 182.