Los contagios de coronavirus siguen en aumento en el país. Mar del Plata no es la excepción y pese a la temporada de verano y la gran cantidad de turistas que recibió en las últimas horas “la feliz”, los centros de testeo no dan abasto.

El jueves pasado cerca de las 22 horas y en vísperas del comienzo de la última jornada del año se vivieron momentos de extrema tensión en uno de los centros de testeo ubicado frente a Playa Grande.

Los trabajadores anunciaron a los vecinos que la actividad continuaría al día siguiente y de inmediato los gritos e insultos contra el personal de salud se acrecentaron.

“Desde las seis de la tarde estamos ahí parados bajo el sol, cagándonos de calor. Que dé la cara el responsable, pedazo de nabo”, manifestó uno de los vecinos.

“No sean hijos de p…, che. Pareciera que no tienen madres. Ojo que si está tu abuelo o tu mamá acá lo hisopás en seguida, ¿no? Como no somos familiares…”, expresó otro vecino.

Mirá el video