Los dos jugadores del club Bella Vista que se filmaron amenazando a contrincantes, exhibiendo un arma de fuego y diciendo insultos, expresaron que se trató de una broma y que se siente avergonzados por lo ocurrido.

Se trata de Iván Radicci y Pablo Ferrero quienes protagonizaron un nuevo video dando explicaciones sobre lo sucedido tras la difusión masiva de un mensaje intimidatorio para con otros clubes de la Liga Cordobesa. Los dos hombres sostuvieron que “se trató de una broma pesada”.

Sus representantes legales anticiparon que este miércoles tanto Radicci como Ferrero, ambos permanecen prófugos, se entregaría a la Justicia, ante el fiscal José Mana.

“Es un malentendido. Tenemos vergüenza y la estamos pasando mal. Necesitamos que nos entiendan y crean en nosotros. Esto se hizo como una broma, lo pasamos a un grupo del club y un compañero filtró el video y se hizo viral”, expresaron.

Los jugadores del club albiverde podrían ser imputados por incitación a la violencia, amenazas y tenencia indebida de arma de fuego.