Tras conocerse la noticia de un presunto delincuente abatido por un policía de civil en Costanera Norte, allegados al supuesto ladrón se enfrentaron con los uniformados que estaban apostados en el lugar.

Se trata de vecinos y amigos de Emiliano Sosa, el hombre fallecido que tenía 23 años. La gente arrojó piedras a móviles y agentes, que respondieron con balas de goma.

Sucedió en la mañana de este viernes, en cercanías del Puente 15, próximo al estadio Kempes.

La fiscal Liliana Copello interviene en el caso y confirmó la detención del policía, quien quedó imputado “por homicidio en ocasión de robo”.