La Justicia investiga el asesinato de un hombre de 71 años ocurrido en la localidad de Río Cuarto, en un kiosco-despensa.

El fiscal Fernando Moine confirmó que se trató de un crimen y fue la propia hija de la víctima quien encontró el cuerpo en el interior de la vivienda donde funciona el negocio.

Estamos investigando en qué circunstancias ocurrió el asesinato. Por ahora podemos afirmar que ocurrió a la madrugada”, manifestó.

De momento, la víctima fue identificada como Luis Eduardo Díaz, de 71 años, quien vivía y trabajaba en la misma casa donde desde hace 20 años tenía una despensa en la calle Río Grande al 600, en el barrio Briasca de la ciudad de Río Cuarto.

Leticia, hijastra del hombre asesinado, relató a Puntal: Aparentemente, le robaron en el negocio y lo mataron. La vida no vale nada. Te matan por un atado de cigarrillo, por un celular“.

Si bien el fiscal investiga el crimen y no descarta ninguna hipótesis, vecinos del barrio relataron a medios locales que el hombre habría sufrido una fuerte golpiza en medio de un robo.