Se quemaron más de 2.000 hectáreas en Calamuchita y hubo viviendas afectadas en Potrero de Garay

El calor, las fuertes ráfagas de viento, la baja humedad y la sequía fueron un combo perfecto para el lamentable desarrollo de los incendios en las sierras de Córdoba, afectando la zona de Calamuchita y Paravachasca.

En la zona de Calamuchita se quemaron alrededor de 2.500 hectáreas, según informaron desde el Ministerio Público Fiscal. Hubo importantes pérdidas materiales, ya que las llamas sin control alcanzaron algunas viviendas.

Mientras que la zona de Paravachasca, principalmente Potrero de Garay, también resultó muy dañada ya que 80 viviendas se prendieron fuego, según el relevamiento oficial.

En Potrerillo Pueblo de Montaña, un bosque de pinares, el incendio se descontroló. Muchas familias del lugar perdieron sus viviendas.